Sabemos bien que existe la psicología del color, sin embargo, también existe la psicología de la tipografía. Al igual que los colores, las tipografías también trasmiten emociones y sensaciones, por esto mismo en este blog les explicamos por qué es importante saber el significado de cada una y de que manera es mejor utilizarla.

¿Te ha pasado que, al realizar un logotipo, o incluso un texto para una publicación, te suele transmitir una sensación?  Por ejemplo:  cuando ves la fuente Comic Sans la sueles relacionar como infantil, sin embargo, cuando vez una fuente como Minion Pro te suele transmitir un poco más de seriedad. A estas sensaciones que te transmite la fuente se le llama Psicología de la tipografía.

Según la psicología de la tipografía, las fuentes se agrupan en 4:

  • Serif
  • Sans-Serif
  • Manuscritas o Script
  • Decorativas o de Fantasía

 

Comenzaremos hablando sobre las Serif.

Se les llama serif debido a los remates que contienen en sus extremos conocidos como serif o serifas. Dentro de las serif nos encontramos con gran variedad de fuentes, como las romanas antiguas, las romanas modernas o las egipcias. Todas ellas con diferentes estilos de serifas, pero con serifas siempre.

Este tipo de letras crean una línea imaginaria bajo el texto que ayuda a guiar al ojo, por este motivo lo mejor es usarlas en textos largos, como libros.

Las solemos percibir como tradicionales, serias, respetables, institucionales o corporativas.

 

Ahora bien, hablaremos sobre las Sans- Serif.

Del francés –Sin serifa-.  Además de no poseer serifas, los vértices son rectos y dan la sensación de haber sido escritas por alguien que no ha usado una técnica manual como un pincel o lápiz.

Son buenas para la impresión de etiquetas y embalajes, así como para textos cortos, carteles y titulares, son legibles en tamaños pequeños y limpias en los grandes.

Según la psicología de la tipografía transmiten modernidad, seguridad, alegría y en ciertas ocasiones neutralidad o minimalismo.

 

Continuaremos con las Manuscritas o scripts.

Son fuentes que parecen estar escritas en cursiva o ser caligrafía. Se suelen utilizar para títulos o firmas solamente, ya que sus trazos finos pueden llegar a hacer que pierda legibilidad el texto.

Según la psicología de la tipografía estas fuentes transmiten elegancia, afecto y creatividad.

 

Y por último hablaremos de las decorativas o fantasías.

Son tipografías que se han creado con un fin específico, donde la legibilidad no se ha tomado demasiado en cuenta.

Esta familia, por la variedad de categorías que tiene, es la que más puede llegar a atraer. La forma de sus letras puede sugerir una época y dentro de la psicología de la tipografía es la que más personalidad aporta.

 

Conocer el significado de las tipografías es de importancia ya que gracias a ello podemos seleccionar la tipografía que más quede de acuerdo a nuestras necesidades, al público al que iremos dirigido y sobre todo al medio en que queremos transmitir el mensaje.

 

 

Por: Melissa Monje